Aumenta tu Seguridad: 12 preguntas

Aumenta tu Seguridad: 12 preguntas

La seguridad que nos hace sentir realmente bien y nos brinda una verdadera tranquilidad viene de nuestro interior. ¡Nada mejor que comenzar con buenas noticias!

Este tipo de seguridad es el resultado de la congruencia entre la búsqueda de lo que verdaderamente somos y lo que hacemos con el tiempo que tenemos.

Paradójicamente, la vida nos enfrenta a situaciones que no controlamos, nos “empuja” a que estemos en constante aprendizaje. Pero esto puede provocar, en ocasiones, que nuestra seguridad tambalee y que se produzca una inclinación hacia una baja autoestima. En estos casos, solemos tomar dos posiciones:

  • declararnos incapaces;
  • o fingir que tenemos seguridad.
Si nos vemos o nos declaramos «incapaces»

Solemos necesitar basar nuestra “seguridad” en alguien que controle nuestra vida, con la ilusión de que esa persona nos pueda brindar afecto y apoyo. Se trata de una situación precaria, porque seguiremos sintiendo “intranquilidad”.

Las personas que viven ese estado emocional, lo hacen pendientes del menor indicio de desaprobación o enojo del otro; cumpliendo cada una de sus demandas para no ser rechazadas y siendo presa fácil de la manipulación. Es común que personas permitan situaciones inaceptables, con tal de que alguien le siga proporcionando seguridad. Por esta razón, son humilladas, ridiculizadas o tienen responsabilidades injustas sin atreverse a reclamar a quien se aprovecha de ellas.

Ante tales situaciones, una escapatoria muy común, es que la persona se torne muy perfeccionista para no ser atacada y trate de ajustar lo que hace a las expectativas de los demás, creyendo erróneamente que siendo “perfecto/a” será aceptado/a y querido/a. Estas personas pueden distorsionar su historia, sus relaciones, sus defectos y toda otra situación que pueda alterar la imagen que desea dar.

El hecho de “sacrificar la propia vida” para satisfacer expectativas ajenas, trae consecuencias desagradables desde cualquiera de los puntos donde se mire.

En casos de sana autoestima, las personas no se prestan a ese tipo de vínculos en donde una se somete a merced de otra.

Se busca que las relaciones sean más igualitarias, donde se pueda dar, recibir o compartir con la seguridad de que la persona es aceptada por lo que es y no lo por lo que el otro desea.

Fingir que tenemos seguridad

Cuando se tiene baja autoestima, se trata, muchas veces, de enmascarar y fingir para que no se note. Se comienza por fingir con algún tipo de secreto, que seguramente llevará a otro más grande y así sucesivamente; cubriéndose unos a otros y mostrando al final a alguien completamente diferente a la persona.

Esa forma de actuar, oculta lo que no gusta en particular y lo que el individuo piensa que los demás no aprueban. Curiosamente, tratando de cubrir lo que desagrada (experiencias, pensamientos, sentimientos o miedos muy importantes para la persona), no repara, en que quizás, para los demás no sean un problema y que ni siquiera valdría la pena ocultarlos.

¿Quieres aumentar tu seguridad? Responde las siguientes preguntas:

(Sé que da pereza, pero, ¿no estás cansado de sentirte inseguro? Vale la pena que te dediques tiempo a ti)

1) ¿Te sientes seguro?

  • a. Sí
  • b. No

2) ¿Eres igual cuando estás con tu familia que cuando estás con tus amigos?

  • a. Sí
  • b. No

3) ¿Con quién te sientes seguro?

4) ¿Qué es lo que esa persona dice o hace para que te sientas seguro?

5) Enumera sus características y marca las que te gustaría tener.

6) Menciona cómo te comportas cuando te sientes seguro y cómo te comportas cuando te sientes inseguro. En el último punto trata de encontrar algunas acciones que puedes cambiar para sentirte seguro aun cuando estés en situaciones difíciles.

  • a. Mi comportamiento cuando me siento seguro es:
  • b. Mi comportamiento cuando me siento inseguro es:
  • c. ¿Qué puedo cambiar?

7) Tacha en la columna izquierda el área en que te sientes más inseguro y en la derecha escribe las acciones específicas que tendrías que llevar a cabo para sentirte más seguro.

¿En qué área me siento más inseguro? ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?
(  ) Con mi cuerpo. Mi apariencia.  
(  ) Con mi inteligencia.  
(  ) Con mis sentimientos.  
(  ) En mi trabajo.  
(  ) Con mi familia.  
(  ) Otros.  

 

8) Cuando tratas de dar seguridad a otros, ¿Qué es lo que haces?

9) ¿Cómo podrías darte esa seguridad a ti mismo?

10) ¿Qué objetos materiales te hacen sentir seguro? ¿Sabes qué sustituyen?

11) ¿Qué actividad te hace sentir seguro?

12) ¿En qué lugar te has sentido seguro desde tu niñez hasta los últimos años? Anota qué edad tenías.

Lugar Edad que tenía
   
   

 

¿Quieres terminar de trabajar este tema en sesiones? ¡La primera es gratis!

Escríbeme haciendo click aquí 

Click aquí