¿Necesito organizar mi tiempo mejor?

¿Necesito organizar mi tiempo mejor?

Muchas más veces de las que nos gustaría nos proponemos cosas que al final no cumplimos: dedicar más tiempo a la familia, a mantenernos en forma, a quedar con esos amigos que sólo vemos una vez al año, a leer más, entre otras tantas cosas que ponemos en una lista escrita o imaginaria muy larga. Pero cómo saber si lo que realmente necesito, es organizar mejor mi tiempo, o es, más bien, dejar de querer hacer tantas cosas porque es realmente imposible abarcar todo.
¡Vamos a descubrirlo!
Marca las siguientes situaciones con las que te veas identificado:
  • Siempre me siento cansado.
  • Me siento más irritable y nervioso de lo normal.
  • Noto que tomo decisiones precipitadas.
  • Suelo llegar tarde a muchos sitios.
  • Estoy continuamente anulando acciones previstas.
  • Me siento presionado por otros.
  • Mi vida está conformada por una alta frecuencia de incidentes o conflictos.
  • Mis amigos me dicen que voy muy acelerado.
  • Tengo la casa desordenada.
  • Mi contacto con las personas es bastante superficial.
  • Modifico frecuentemente mis decisiones.
  • Cada vez mis jornadas son más largas.
  • No tengo una metodología en mi trabajo, me dirigen las urgencias.
Muchos de los anteriores ejemplos nos causan problemas y afectan a nuestra estabilidad emocional y mental y pueden solucionarse mejorando nuestra gestión del tiempo.

 

Descubre cuáles son las herramientas que no utilizas y que hace que el tiempo se te escape de las manos…

Porque encontrar el motivo que lo genera es el primer paso para poder cambiar.
  • ¿Tienes los objetivos de tu vida claros y definidos?
  • ¿Utilizas agenda?
  • ¿Te programas semanal y diariamente?
  • ¿Conoces las leyes vitales del tiempo?
  • ¿Tienes los hábitos que más te convienen?
  • ¿No te dejas llevar por lo urgente sino que lo importante es lo que guía tu día a día?
  • ¿Sabes decir que “no”?
  • ¿Eres de los que piensan: “mejor terminado que perfecto”?
  • ¿Sueles tomarte las cosas con calma y no ir con prisas?
  • ¿Dejas espacio para los imprevistos del día? (ellos se lo toman, queramos o no).
  • ¿Puedes apagar el móvil cuando lo decides y no te causa ansiedad?
  • ¿Priorizas el cumplir tus objetivos antes que cumplir con tareas?
  • ¿Tienes claras tus responsabilidades y las de los demás?
  • ¿Sabes delegar?
Cuando tienes los objetivos de tu vida claros y bien definidos podrás saber si las cosas que están en tu lista tienen la importancia necesaria para hacerlas o eran, más bien, un deseo impuesto por las modas, por copiar a otra persona de tu entorno o simplemente por inconsciencia.
Todas las preguntas anteriores encierran una herramienta para mejorar la gestión de tu TIEMPO.
Así que actúa sobre las causas que te originan una pérdida de tiempo y comienza a vivir la vida de otra manera: la de tener el suficiente tiempo para hacer todas las cosas que desees.